Archive for the ‘Cuentos Cortos’ Category

El Muerto

  EL MUERTO (c)   La señora Taylor era gerente de liquidaciones de catástrofes de una compañía de seguros en Nueva York. Había sufrido mucho los seis meses anteriores porque un avión de la compañía aérea “Aeromundial” se había estrellado en plena selva africana, sin que quedara uno solo de sus pasajeros y tripulantes con vida. Esos desastres obviamente ninguna compañía de seguros los desea, por la fuerte derrama de dólares que tiene que pagar en concepto de indemnizaciones. “Seguros Espartanos” no era la excepción. Tenía convenio de cobertura con Aeromundial. Con miles de argucias y artimañas, los abogados Espartanos habían logrado desestimar la mayoría de las demandas que los familiares de las víctimas habían presentado en contra de la empresa aérea. El argumento de los demandantes se sustentaba en el hecho que, según ellos, el piloto de la nave, la noche anterior al accidente, había tenido relaciones sexuales con […]

Sueños

SUEÑOS *  (c) Camino por una calle amplia, arbolada; es de mañana. Hace un poco de calor, el día asoleado, alegre. Siento el alma tranquila y siento en mi cuerpo el leve movimiento del viento. Al lado mío hay edificios de todo tipo: altos, chiquitos, angostos, gordos, blancos, amarillos, rojos, de dos, tres más pisos. Tiendas, las calles medio abandonadas, con poca gente, tranquilas; unos cuantos perros  ladran y otros duermen el la calle. Luego a la esquina, a mi izquierda, siguen los edificios del barrio que no sé cuál es, pero lo siento mío. Seguramente alguien me contó de él  y por eso me atreví a conocerlo. Sobre mi lado derecho desaparecen los edificios y veo muchos  árboles y un río, como de unos ocho  metros de ancho. Me acerco, el agua es cristalina; el río no se ve muy profundo, tal vez un metro. La corriente es tranquila. […]

La Muerte Siempre es Así

LA MUERTE SIEMPRE ES ASI   (c) No entendí porque se sentía tan mal de salud. Un profundo dolor le penetraba por todo el cuerpo, casi no podía mover las patas. No podía sostenerse de pie. Las antenas se le doblaban y eso ocasionaba que con frecuencia chocara con las paredes y objetos, produciéndole profundo dolor. No sentía apetito desde hace varios días atrás y había adelgazado mucho. Perdía la perspectiva de la vertical y el cuerpo se le movía de adelante hacia atrás, perdiendo mucho tiempo en aquellos recorridos para llegar a su casa. La cucaracha no tenía la más mínima idea de que estaba infectada de SIDA, esa maldita enfermedad que atrapó a los seres humanos hace unos 100 años. A pesar de los esfuerzos del hombre para tratar de controlar la enfermedad, se soltó en el mundo una terrible epidemia que diezmo a la población.  Según cálculos de […]

El Agua de Todos los Días

EL AGUA DE TODOS LOS DIAS   (c) Pues nuestros antepasados nos dijeron que este era un planeta de agua. Mis papás han dicho siempre lo mismo. Realmente no lo sé porque no puedo compararlo con nada, pues yo sólo he conocido este mundo y no me es posible encontrar la diferencia con otra cosa, por ejemplo con el planeta Tierra. No sé qué puede ser agua y tierra, porque no conozco ese planeta al que le nombran Tierra. Yo nací en este planeta que dicen que es de agua. No me pregunten por su nombre porque no lo sé. En la escuela dicen que alguien, hace muchos años, le dio el nombre de Planeta Agua, debido a que hay pura agua. Pero la verdad, según los libros de historia, nadie lo sabe, pues nunca nos han dicho si es cierto o no. Es como ustedes, que le dicen Tierra a […]

Crónicas del Siglo XXIII

CRONICAS DEL SIGLO XXIII   (c) Tengo que grabar esta historia muy rápido, en forma precipitada. Mi vida y la seguridad de mi familia están en peligro. Asi que les pido que me perdonen si no entienden muchas cosas de este relato, pero tengo prisa y debo dejar un testimonio, tal vez mi último, quizá el ultimo de nosotros. Tengo el deber de hablar sobre  don Rafael y dejar constancia de su vida y su obra, para la posteridad, porque el ser humano ha enloquecido y las generaciones futuras deben conoces esta terrible tragedia que nos ha llevado a la barbarie. Don Rafael era un personaje sui-generis para estos tiempos. Era bibliotecario. Esto no tendría nada de malo, ni particular en tiempos normales. Pero no en este siglo 23. Don Rafael vivió en esta etapa de la historia humana muy diferente,  difícil, anormal. Anormal para aquellos que conocen el desarrollo humano, […]